Skip to content
20 octubre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Francisca Solar: La voz de una nueva cultura

La escritora Francisca Solar, el potente megáfono literario de una generación que pide un cambio en la patria.

En más de una ocasión en nuestras plataformas de Internet (especialmente en Twitter), hemos destacado y reproducido el pensamiento de una de las mentes jóvenes más lúcidas de las nuevas camadas culturales, una de las autoras que brilla con luz propia en nuestro Bicentenario Metrogoldin, aportando su prosa mágica, su ficción libre de ataduras, y sus historias que ora invitan a soñar, ora tocan el corazón de los lectores, o bien llegan incluso a poner los pelos de punta. Quizás ya adivinaron de quién estamos hablando, pero si no lo han hecho, sepan que nos referimos a la gran Francisca Solar, agilísima reportera, aguda crítica, una de las escritoras más exitosas en el ámbito latinoamericano, y, por cierto, una voz clara en la literatura nacional, distinguida en una generación que, siendo bien sinceros, no aporta mucho a la reconstrucción moral y cultural de la patria.

Y es este último aspecto el que queremos destacar. Se preguntarán ustedes ¿por qué hemos dedicado un espacio exclusivo a Francisca Solar?, aunque creemos que motivos sobran (nunca es suficiente el apoyo y el destaque de alguien que emprende tan preclara labor en pos del desarrollo cultural patrio), hay uno en específico que ha catapultado este posteo. Todo comenzó cuando nos encontramos con un artículo de opinión de Francisca en el blog de LG, la firma coreana de lavadoras. De ese escrito, que habla de una serie que se emite en el canal de la Corporación de Televisión de la Pontificia Universidad Católica de Chile, cuya frecuencia es el número 13 en los televisores, nos llamó profundamente la atención el siguiente párrafo:

“Los 80 [ese es el nombre de la telenovela que reseña en esta oportunidad Francisca Solar] ha tomado la muy sabia decisión de no politizarse, y esa postura es causal de buena parte de sus dividendos. Personalmente huyo de la ficción que trata sobre la dictadura, militares, detenidos desaparecidos y relativos; para bien o para mal, pertenezco a la generación que creció en democracia y que quiere dejar el pasado atrás. Que quiere dar vuelta la página. Gracias a Dios, mi familia siempre ha sido muy apolítica y no cargo una mochila ajena de emociones fuertes de ninguno de los dos bandos. Estoy en una posición privilegiada para ayudar a la reconstrucción emocional del país, y parte de eso es ser capaces de hablar de lo importante sin tinturas políticas”.

Pues bien, al momento en que leímos estas lúcidas palabras destacadas en negro, no pudimos sino sentirnos profunda y completamente identificados como organización que lucha por una renovación tras dos décadas en las que la vida cultural nacional se fue hundiendo paulatina, pero sostenidamente, casi hasta tocar fondo. Antes, debemos agregar que las coincidencias con el pensamiento de Francisca ya surgieron al leer este artículo (publicado en la misma web de lavadoras coreanas) celebratorio de la obtención del Premio Nobel de Literatura 2010 por parte de ese peruano enorme que es Mario Vargas Llosa; bastó sólo leer el título para encontrarnos con eso a lo que nos tiene acostumbrados Francisca Solar: una literatura sincera, espontánea, matinal y campestremente fresca, sin dobleces de ninguna clase, como se suelen encontrar en los escritores y personalidades culturales que han sido cómplices del concertacionismo, esto es, autores que no van de frente, tienen segundas intenciones, y siempre buscan favorecer intereses personales, antes que los de un país que, desde 1990 en adelante, se está desangrando en su esencia. Volviendo al punto central, el encontrarnos con estos postulados, valientes y certeros, emitidos por una persona como Francisca Solar, que es una comprobada líder de su generación, nos insufla esperanzas. Esperanzas en las que un Chile nuevo y mejor es posible. En el que tener una literatura de clase mundial es un anhelo que finalmente se pueda tocar con las manos, sentir con el corazón y abrazar con el alma. Una literatura de clase mundial, llena de imaginación, de riesgo, de fantasía, de nuevos mundos y horizontes, una literatura que no teme en mostrar su despliegue de encanto, de verdadera esperanza, de utopías que están, tanto en los confines del universo, o bien en los rincones menos visitados de nuestros propios corazones (verdaderos universos ellos mismos).

Francisca Solar (la última de izquierda a derecha), junto con otros escritores de relativo renombre e impacto cultural.

Destacamos particularmente ese deseo prístino, ese impulso indestructible que debe ser el motor de la creación literaria de Francisca Solar (y seguramente también de su vida, directamente conectada con la santidad, como lo atestigua el parentesco con nuestra Santa Teresa de Los Andes), ese norte que es mirar hacia el futuro, algo que le cuesta un mundo a la generación manchada por la desastrosa gestión cultural concerta, transformándola en una especie de rémora que se queda anclada, casi sin solución, en cuestiones pasadas, cuestiones que alimentan el odio y el resentimiento entre chilenos, en vez de aunar los esfuerzos necesarios para darle el empuje necesario a Chile para que abandone el marasmo cultural-educacional en el que ha estado entrampado desde marzo de 1990 hasta marzo del 2010.

Además, nos interesa recalcar su enorme contribución a la sociedad chilena, en ámbitos paralelos a la ficción literaria. Durante estas últimas semanas, la hemos observado sentada en los asientos de un Tribunal de juicio oral en lo penal, dispuesta a desenmascar -con un coraje a toda prueba, propio de quienes buscan la verdad y nada más que la verdad- a una de las asesinas más frías que ha visto pasar nuestra nación (luego el país se enteraría de que sufrió la injusta y deleznable censura por transmitir a la ciudadanía los detalles del juicio), labor que sólo la gente en posiciones privilegiadas como Francisca, puede emprender sin sucumbir en el intento. No olvidamos tampoco la gentil cruzada a la que ella se encomendó hace unos meses -en conjunto con una empresa de yogures que no es necesario nombrar- para combatir la estitiquez y el estreñimiento (males también conocidos como “tránsito lento”), temas que no por tabú, dejan de ser incuestionablemente relevantes para el sexo femenino. No podemos dejar de ver una metáfora, incluso en esa campaña lácteo-escatológica, en la que Francisca nos dibuja involuntariamente sus anhelos de purgar, un deseo de limpieza, de expulsar lo indeseable. Una renovación, en buenas cuentas. Es casi imposible no identificarnos con una acción tan sincera y urgente.

Y por último, este colectivo quiere hacer notar que su coquetería en la red social, y su sublime y constante galanteo con otros twitteros, sólo puede demostrarnos una cosa: que sin mediar belleza, ella es capaz de dar amor y cariño a quien lo pida. No nos haremos eco de esas voces cizañeras que la tildan de “calientasopas”, sea cual sea el verdadero significado de esa frase.

Como organización no podemos sino celebrar siempre la aparición de Francisca Solar, y esperar que surjan más Franciscas Solares que den -literalmente- vuelta la página de la cultura de un país hambriento por un cambio.

Anuncios
7 octubre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

¡Al fin! Mario Vargas Llosa Nobel de Literatura 2010

 

El escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien este 7 de octubre recibió el Premio Nobel de Literatura, tras tantos años de postergación por parte del izquierdismo internacional.

 

El jueves 7 de octubre de 2010 será archivada en los anales de la literatura mundial como un día histórico, un día lleno de alegría para todo un continente literario, el día en que, por fin, podemos decir que el ENORME autor peruano Mario Vargas Llosa ha ganado el Premio Nobel de Literatura.

Tras años de incomprensibles premios, y de innecesarias y pertinaces reverencias a la izquierda mundial (esa que cree, tanto en Chile, como en el extranjero, tener los títulos de propiedad de cultura y literatura universales), se ha hecho justicia con un escritor de una obra madura e incuestionable, y un pensador de peso, contundente, que sacudió con su iluminación las estructuras inermes del marxismo continental, y por cierto, del marxismo concertacionismo.

Tal como Jorge Edwards, Mario Vargas Llosa ha probado ser un prohombre del continente, un faro de virtud, una guía en medio de la oscuridad, como por ejemplo las dos décadas en las cuales Chile padeció los rigores del oscurantismo concertacionista, que sumió al país en un declive cultural y educacional palmario, y del cual es hoy necesario recuperarse.

Como colectivo recibimos con júbilo esta noticia, y la tomamos como una enmienda, una pequeña reparación desde que el Premio Nacional de Literatura 2010 cayera, nuevamente, en las garras concerta para entregárselo a la nefasta delfina del concertacionismo, Isabel Allende. Por supuesto, el gran Mario Vargas Llosa es parte del listado de libros de nuestro Bicentenario Metrogoldin, donde ha sido incluido como piedra angular para comprender un continente carcomido por influjos espurios venidos más allá de la Cortina de Hierro.

Latinoamérica festeja. La cultura, tras tanta postergación, al fin está de fiesta.

14 septiembre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Entrevista al Colectivo Libros Buenos

El periódico Kilómetro Cero (en donde se definen comoun medio periodístico electrónico publicado por Microsoft Chile) sostuvo una interesante conversación con nuestro colectivo, a partir de la resonancia que ha tenido nuestra labor, pensamiento y opiniones en las redes sociales en las que está inserta el Colectivo Libros Buenos.

La interviú (bautizada con el enrevesado nombre de “twintterview”) versa sobre temas que se han expresado en este medio de comunicación, y que han posicionado al Colectivo Libros Buenos no solamente como un referente cultural, sino como un referente de pensamiento, especialmente en una nación de cara al Bicentenario que tiene por delante una urgente renovación cultural, para frenar los perniciosos efectos sociales y culturales de 20 años de oscurantismo marxista concerta.

A continuación, la entrevista que figura en el portal Kilómetro Cero:

11 septiembre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Bicentenario Portaliano: pagando la deuda marxista concertacionista en ciencias sociales

Diego Portales, vuelve a nosotros.

Diego Portales, vuelve a nosotros.

¿Qué tan difícil es reconstruir un país? ¿Qué tan difícil es sacar a un país de las sombras? Ya lo ha dicho nuestro Presidente “Los años arrugan la piel, pero sólo la pérdida de los ideales arruga el alma”, y eso es, justamente, lo que la Concertación logró en los veinte años de funesta administración y declive cultural. Y si bien la ficción ha sido el centro de nuestro trabajo como colectivo, al mismo tiempo, queremos homenajear al gran historiador y jurista Bernardino Bravo, que recientemente ha obtenido el Premio Nacional de Historia, para crear una lista de libros de no ficción esenciales para que nuestra alma no se arrugue. Bicentenario Portaleano será, también, la pieza clave para que las próximas generaciones puedan comprender el país de sus abuelos, y conozcan a los grandes líderes y pensadores que sacaron a la nación del foso de barbarie y corrupción que lograron Escalonas, Lagos y demases personajes funestos de la Concertación.

Hemos decidido presentar esta lista, puesto que se cumplen 37 años del pronunciamiento militar del año 1973, que tantas vidas salvó para nuestra nación y que, al mismo tiempo construyó las bases de nuestra economía y política actual. ¡bien por ello!

Esta es nuestra lista.

1. La fronda aristocrática, Alberto Edwards (edición comentada por Bernardino Bravo Lira)

2. En busca del orden: breve historia de las ideas políticas en occidente, Cristián Labbé.

3. El desalojo / La estrella y el arcoiris, de Andrés Allamand (edición comentada por Sebastián Piñera)

4. Persona Non Grata, Jorge Edwards (repetimos este libro por su trascendencia política y literaria)

5. Allende: el fracaso de una ilusión, Gonzalo Vial

6. Chile escoge la Libertad. La Presidencia de Augusto Pinochet Ugarte, 1973-1990 Tomos I y II, Gonzalo Rojas Sanchez.

7. Epistolario, Diego Portales.

8. Política, Politiquería y Demagogia, Augusto Pinochet Ugarte.

9. Con las riendas del poder, Sofía Correa.

10. Escritos Personales, Jaime Guzmán Errázuriz.

11. Comentarios escogidos, Hermógenes Perez de Arce. Edición comentada y aumentada por Gonzalo Rojas Sánchez.

12. Apuntes, de Tere Marinovic. Comentados por Carolina Schmidt, ministra del Sernam.

13. Lucía Pinochet, Una mujer valiente. Rosa Lobo

Pueden aportar los demás libros en los comentarios, o bien a nuestro correo electrónico loslibrosbuenos@gmail.com.

27 agosto, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Bicentenario Metrogoldin: Pagando la deuda marxista concerta en cultura

Bicentenario Metrogoldin: Para recuperar los libros buenos para la familia chilena

Vamos a dejar un poco atrás el tema del Premio Nacional de Literatura, porque, bien sabemos, no es mucho más que contingencia. Nos queremos internar en algo que es tremendamente necesario, y que es nuestro anhelo compartir con ustedes, un proyecto que será está destinado a celebrar los 200 años desde que se realizara la Primera Junta de Gobierno en Chile, 200 años tras los cuales, desafortunadamente, nos encontramos con una nación divida, una patria trizada, y, lo que es peor, una patria que no lee libros buenos. Ya sabemos a qué conglomerado político de centroizquierda hay que darle las gracias por tremendo descalabro cultural/educacional.

En fin, hablamos de un proyecto que desea ir mucho más allá, y ser más duradero, tangible y perdurable que esos voladores de luces inventados en el marxismo concertacionismo (como esas bacanales de la cultura, o esos shows de títeres gigantes que nada dejaron como beneficio permanente), destinados a maquillar la rampante crisis cultural que se gestó y maduró entre 1990 y 2010, y que ha explotado en más de un frente, como los resultados de las pruebas SIMCE y PSU. Para revertir este desastroso escenario, el proyecto del Colectivo Libros Buenos será implementado en las claves correctas, esto es, las claves que imponen la urgencia de reconstrucción cultural y moral tan apremiantes en Chile, luego de dos décadas de un progresivo y marcado descenso de las condiciones culturales y educacionales en nuestro país, debido a la fatídica e irresponsable gestión del marxismo concertacionismo.

Doble beneficio: culturizar y homenajear

El proyecto será también un homenaje a DON José Luis Rosasco quien tanto ha hecho por la literatura nacional, y por el amor, no olvidemos. Por eso hemos decidido bautizar esta necesaria iniciativa como El Bicentenario Metrogoldin, rindiendo tributo a don José Luis, indiscutidamente el escritor que, mediante su literatura plena de sensaciones, ha comandado la educación sentimental de generaciones enteras de chilenos. La forma en la que este esfuerzo del Colectivo Libros buenos se materializará será mediante la entrega de bibliotecas básicas destinadas a las familias más pobres de Chile (que hoy son más que antes, y ya sabemos a qué conglomerado político de centroizquierda que gobernó Chile entre 1990 y 2010 hay que pedirle las explicaciones del caso), para que todos los chilenos y chilenas tengan acceso directo, democrático y sano a los libros buenos, y puedan empezar a construir una biblioteca literaria y moralmente impoluta.

Hemos hecho una lista de libros que compondrían este paquete de salvataje cultural, paquete que es encabezado por un libro simbólico: “El Metrogoldin”, y que es seguido por una serie de volúmenes que están destinados a todos los integrantes de la familia chilena, para no descuidar a ningún lector. De hecho, esta campaña tiene como eje central el que en cada mesa de Chile haya un ejemplar del Metrogoldin. Entonces, la lista quedaría más o menos como se desarrolla más abajo. Pero ojo, ustedes pueden enviar sus sugerencias a nuestro correo electrónico loslibrosbuenos@gmail.com, para nosotros evaluarlas, y, eventualmente, incluirlas), para que usted también pueda ser un agente de cambio cultural, un actor efectivo en el combate de los efectos nefastos que dejaron dos décadas de oscurantismo cultural concertacionista.

*La lista (a la que ustedes pueden aportar):

  1. José Luis Rosasco, “El Metrogoldin” (en edición de lujo, tapas duras de cuero, canto dorado, papel extra sedoso)
  2. José Luis Rosasco, “Francisca, yo te amo”
  3. José Luis Rosasco, “¿Dónde estás, Constanza?”
  4. Roberto Ampuero, “Nuestros años verde olivo”
  5. Roberto Ampuero, “Vida y obra de Cayetano Brulé. Compendio”
  6. Pablo Neruda “Confieso que he vivido” (edición abreviada y comentada)
  7. Esopo, “Fábulas”
  8. Marcela Paz, “Los pecosos”
  9. Marta Brunet, “Aleluyas para los más chiquititos”
  10. Carla Guelfenbein, “El revés del alma”
  11. Francisca Solar, “La séptima M”
  12. Francisca Solar, “Cenizas de Verón” (Plaquette. Extraído del libro “Cuentos chilenos de terror”; las demás páginas serán recicladas)
  13. Mario Vargas Llosa, “El pez en el agua”
  14. Jorge Edwards, “Persona non grata”
  15. Edmundo D’Amicis, “Corazón”
  16. Jack London, “El llamado de la selva”
  17. Alonso de Ercilla, “La Araucana” (versión completa, anotada, comentada y prologada)
  18. Enrique Campos Menéndez, “Una vida por la vida”
  19. Henri Beyle (en tiendas del ramo es más conocido como “Stendhal”), “Vida de Napoleón”
  20. Daniel Defoe, “Robinson Crusoe”
  21. Sady Zañartu, “La sombra del corregidor”
  22. Arturo Fontaine, “Oír su voz”
  23. Luis Rivano, “Te Llamabas Rosicler”
  24. Karin Ebensperger, “Una vuelta por el mundo. Antología”
  25. Angélica Edwards, “Cuentos de Grimm y Perrault”
  26. Pilar Sordo, “¡Viva la diferencia!”
  27. Roque Esteban Scarpa, “Una mujer nada de tonta”
  28. Pilar Sordo “Lecciones de seducción” (con instructivo para evitar la lectura entre los más chicos de la casa)
  29. Patricio Navia, “Diez poemas para Mayra” (edición ilustrada)
  30. Santiago Elordi, “Poesía completa”
  31. Cristián Warnken, “Las noticias que siempre serán noticia”
  32. VV.AA. “Antología Noreste; 1985-1990”
  33. Justo Pastor Mellado, “Espacios de arte, la antología”
  34. Teresa Calderón, “Obra poética”
  35. Teresa Calderón “Aventuras de Súper Inti y Analfabruja”
  36. Rodolfo Oroz “Diccionario escolar de la lengua castellana” (versión DVD)
  37. Arturo Aldunate Phillips, “Chile mira hacia las estrellas”
  38. Arturo Aldunate Phillips, “Luz, sombra de Dios, acto de fe de un científico”
11 agosto, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Para que no se olviden…

*Este video sale contaminado por los otros candidatos que fracasaron de forma inapelable en la pasada elección presidencial. Rogamos disculpar las molestias.

3 agosto, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Libros buenos es reconocido internacionalmente por comunidad de blogueros

El mensaje del Colectivo Libros Buenos está traspasando las fronteras de Chile, para transformarse en un clamor de todas las naciones que buscan la reconstrucción moral y cultural de nuestro país. ¿Por qué decimos esto? Pues bien, la comunidad internacional de blogs, Global Voices, que da cuenta de la actividad de los medios ciudadanos alrededor del mundo publicó en su sitio web una nota referente a Isabel Allende y el Premio Nacional de Literatura, en la cual, entre a otros referentes de opinión, se cita al blog de este colectivo como una voz válida y clara respecto a la polémica que se ha suscitado por la postulación de la delfina de los ex presidentes concerta al PNL2010.

El artículo donde Global Voices habla de Isabel Allende y el PNL2010

La cita destacada que se hace de las reflexiones del Colectivo Libros buenos sobre el tema (enmarcado en rojo)

En la nota se incluyen las reflexiones vertidas en la entrada “Por qué no nos gusta Isabel Allende”, y también se incluye una traducción del texto al inglés, versión que reproducimos acá:

Her books’ “entertaining” nature. There is a lot of about Isabel Allende’s books being “entertaining.” Although we value entertainment, we think that the delicate national moment [we are in] requires seriousness. Seriousness to work for a new Chile. Working for a shining culture plated with the future. Isabel Allende’s books tend to make the reader escape, instead of embracing values, which are the most sensitive fabric of a forming society. We don’t want more than that. We don’t need more than that. The country does not need more than that.

La participación del Colectivo Libros buenos en el sitio Global Voices, ahora reproducido en alemán por el sitio Readers Edition

Este es un espaldarazo más a la labor que hace nuestro colectivo por frenar el declive moral y cultural tras 20 años de oscurantismo concertacionista, pero esta vez el reconocimiento viene desde fuera, y es claro y contundente. Así da gusto seguir trabajando, ¡por Chile, la cultura y los Libros buenos!

A %d blogueros les gusta esto: