Skip to content
22 noviembre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Reformas en educación: Se le acabó el recreo al oscurantismo concerta


Importantísimo anuncio ha hecho nuestro Presidente Sebastián Piñera: La Gran Reforma a  la educación chilena, una legislación necesaria, urgente, total, una verdadera revolución, no como las que se hicieron de forma irresponsable y peligrosa en el pasado, sino una llena sentido de futuro y que no puede traer otra consecuencia que la mejora sustantiva de Chile como país, como sociedad y también como sueño, pues no hay amor más grande a la Patria que aquel que da la vida por una reforma en educación.

Y hablando de sueño, nos queremos detener en este concepto, y destacar otro que en ha significado la destrucción de la convivencia y el riesgo de ser la lápida de Chile como nación democrática y justa: el de revolución. Queda demostrado que la administración de Sebastián Piñera no solamente ha instaurado una nueva forma de gobernar, sino también una nueva forma de encarar el lenguaje, una nueva forma de ver palabras que en el pasado significaron la división y el cuasi asesinato de nuestra sociedad. Esa es la clave para el desarrollo nacional, emprendimiento al que simplemente se le hizo la desconocida entre 1990 y 2010. Tal vez la cultura y la educación se quedaron en el limbo, tal como esa “alegría que ya viene”.

Por cierto que el Colectivo Libros Buenos, como ya lo hemos dicho en todos los tonos, nos ponemos a disposición del Gobierno, para aportar y trabajar codo a codo por la reconstrucción moral de la Patria, y por cierto ya estamos preparando una agenda conjunta, en las cuales los puntos fuertes serán nuestros importantísimos proyectos: El Bicentenario Metrogoldin (germen de las futuras bibliotecas que han de estar en las salas de clase del Chile de mañana), El Bicentenario Metrogoldin de los lectores (extraordinaria iniciativa democrática y ciudadana de nuestro colectivo) y el Bicentenario Portaliano, respuesta al tremendismo apocalíptico de los hiperventilados concerta, que de forma groseramente insensata dicen -con una liviandad pasmosa- que en Chile “no se va a poder pensar” o barbaridades por el estilo, por el recorte de las horas de historia en las aulas. Nada más equivocado.

Ya es hora de terminar con todos los Exequiel Tapia Leal que pululan sin rumbo por Chile, porque en dos décadas no han recibido ni de cerca una educación acorde a la de un país del siglo XXI. Y el punto de partida es una noche de alegría y esperanza, como lo dijo el Presidente.

A continuación, adjuntamos el video de este momento histórico, anunciado por el Presidente Piñera en cadena nacional a toda la patria, y también puede acceder acá a la versión escrita del texto.

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. Gonzalo Cofré / Nov 25 2010 10:19

    Hay que esperar primero las consecuencias que traerán estas reformas, por ahora se ve sólo como proyecto, bueno o malo habrá que esperar los resultados de la PSU de los niños que se verán afectados con esta reforma, antes de eso es sólo especulación.

  2. rodrigo muñoz :B / Nov 25 2010 10:21

    WTF? revolución en educación?
    la última revolución en el sentido de un gran cambio, de un nuevo paradigma radical fue la de Pinochet y la municipalización de los liceos. Esto que esta haciendo Piñerin no es más que una pintada, un conjunto de medidas, un paquete, pero en ningún caso es un nuevo paradigma en educación.
    Ojala tenga la visión crítica necesaria para analizar las medidas de este gobierno, más allá de que lo apoye. Que el apoyo no se mezcle con fundamentalismo ciego.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: