Skip to content
26 julio, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Comunicado oficial del Colectivo Libros Buenos en respuesta a Jorge Edwards


El pasado viernes 23 de julio del año en curso, nuestro colectivo se vio aludido por el escritor nacional Jorge Edwards a través de la columna que publica semanalmente en el vespertino La Segunda. En el artículo en cuestión, titulado “Compasión y justicia”, el señor Edwards realiza una serie de aseveraciones hacia nuestro colectivo, a las cuales nos vemos en la obligación de responder mediante el presente comunicado. Queremos señalar, en primer lugar, que lamentamos sincera y profundamente cualquier tipo de molestia que hayamos ocasionado a un gran escritor de nuestro país como lo es don Jorge Edwards, una figura de gran estatura moral y cultural, a quien este colectivo admira de forma intensa y podríamos decir casi religiosa. Sin perjuicio de lo anterior, y ante los dichos vertidos por el señor Edwards en su columna, manifestamos lo siguiente:

  1. Jamás hemos señalado de forma deliberada ni consciente que los contenidos de este blog, así como nuestros dichos en Twitter sean de autoría de Jorge Edwards (qué honor sería para nosotros que así fuera). Por el contrario, son producto del trabajo reflexivo de quienes componen nuestro colectivo. Lamentamos además que, junto con vernos involuntariamente envueltos en tan enojoso incidente, se nos quite o ponga en duda el crédito respecto de la propiedad de los contenidos vertidos en nuestro blog. En las publicaciones que aparecen en nuestra plataforma de Internet figura claramente “Colectivo Libros buenos” como autor firmante de las entradas, por lo tanto el señor Jorge Edwards está en un craso error al interpretar que los contenidos de nuestro blog fueron escritos por él, o bien que se habrían hecho pasar por escritos de su autoría.
  2. Citamos la columna publicada en La Segunda: “…quedo como un tonto, un primario, un fascistoide”; entendemos que esta afirmación fue hecha a partir de la muy errada creencia que Libros buenos usa el nombre de Jorge Edwards para firmar sus artículos, y que suplantábamos al autor de “Persona non grata” para esos fines. Hemos establecido categóricamente que eso no es así, por tanto el dicho citado es inválido pues se hizo a partir de una premisa en extremo equivocada. Por otro lado, nuestra honesta y total admiración por Jorge Edwards nos impediría cometer tal fechoría, la que mancillaría la imagen de este gran autor. La intención de nuestro colectivo al incluir la efigie de Jorge Edwards en nuestro blog y en nuestro Twitter es hacerle el más palmario de los homenajes, y nada más alejado de nuestro propósito está el lesionar la honra de un intelectual que tanto ha aportado a la cultura nacional y a la literatura en lengua española. En Jorge Edwards vemos a un excelso escritor, un caballero probo como los que ya no existen, y la luz y guía de nuestra labor de mejora de la vida cultural nacional.
  3. A partir de lo anterior, queremos recalcar que hemos incluido la imagen del señor Edwards en nuestras plataformas web porque vemos en Jorge Edwards a la figura que, una vez conocida su adhesión al gobierno del Presidente Sebastián Piñera, es la idónea para encabezar la labor cultural del actual gobierno, el cual, en materia cultural, tiene una ingente cantidad de trabajo por delante. Es una gran responsabilidad y sólo prohombres de la talla y altura moral de Jorge Edwards o Roberto Ampuero son capaces de encararla con la seriedad que el caso amerita. Por eso hemos adoptado la imagen de don Jorge Edwards como emblema, como bandera de lucha ante la titánica y urgente labor del mejoramiento de la cultura nacional. Lamentamos que se haya interpretado lo anterior de cualquier otra manera. Para tranquilidad de don Jorge Edwards hemos procedido a la remoción de su fotografía de todas nuestras plataformas de Internet. Esperamos que esto solucione el malentendido, y que, tal como dijera el ex entrenador de la selección chilena de fútbol, Xabier Azkargorta, “una vez muerto el perro, se acabe la rabia”.
  4. Con todo, debemos ser enérgicos y manifestar nuestro total desacuerdo con ciertos dichos manifestados de manera insidiosa por Jorge Edwards en su columna del 23 de julio, y consideramos del todo injusto y atrabiliario que la labor de nuestro colectivo, cuyo único interés es aportar al crecimiento y desarrollo de la cultura nacional, se vea mezclado con el tema del Indulto Bicentenario, con el cual no tenemos nada que ver, y con el que este colectivo se ha visto, a partir de la columna del señor Edwards, forzosa y erróneamente vinculado con personajes que perpetraron excesos durante el gobierno militar. Rechazamos terminante y tajantemente el que se nos haya mezclado con personas o gobiernos que han cometido delitos, ilícitos o hechos similares que han sido ya condenados por nuestro Poder Judicial.
  5. Del punto anterior, concluimos que don Jorge Edwards ha utilizado la tremenda tribuna (ganada en muy buena lid, por lo demás) que le da el vespertino La Segunda para verter dichos erróneos y lesivos hacia el Colectivo Libros buenos, dichos que son producto de interpretaciones muy desafortunadas que este escritor ha hecho sobre nuestro trabajo, y también del notorio desconocimiento que tiene este autor chileno de la plataforma del blog, herramienta muy popular de la llamada “web 2.0”, y que nos ha permitido, tanto a nosotros, como a cientos de miles de personas en Chile y el mundo dar a conocer ideas, pensamientos, opiniones y otros contenidos. El Colectivo Libros buenos ha utilizado su blog para difundir su pensamiento de forma abierta, libre y democrática. Estamos completamente de acuerdo con que don Jorge Edwards o cualquier otro ciudadano manifieste su desacuerdo con nuestros puntos de vista, del todo discutibles en el marco democrático del cual Chile hoy goza. Y es en ese mismo marco en el cual expresamos nuestro total rechazo a la publicidad negativa (ni siquiera se citó correctamente el nombre de nuestro colectivo, ni se dio la dirección de nuestro blog, lo que al menos habría servido para que sean los chilenos, con sus propios ojos, quienes juzguen nuestro trabajo) y la atroz campaña de desprestigio de la cual nuestra colectividad es víctima, en este caso, de forma tan pública, extensa y nacional. Dado el tamaño pantagruélico de la tribuna de Jorge Edwards en La Segunda, ante la cual nuestras humildes plataformas en Internet palidecen, estamos en total y absoluta desventaja ante este hecho, y deploramos hondamente la situación en la que nuestro colectivo ha sido situado de forma injusta por los dichos de don Jorge Edwards en su columna del 23 de julio de 2010.
  6. Nuestra labor por un Chile mejor, con una cultura sana y remozada seguirá adelante, aún si debemos prescindir del apoyo de un escritor tan importante y esencial para la cultura en lengua española como lo es don Jorge Edwards. La alta y urgente labor que encierra la reconstrucción cultural y moral de la patria debe seguir adelante aún al estar en franco detrimento, al no contar con un caballero que tanto ha dado y aportado a Chile y Latinoamérica en las últimas décadas como lo ha hecho el señor Jorge Edwards.
  7. Hemos expresado nuestra opinión e ideas en el marco de una sociedad democrática, ¿es eso un delito? Creemos que no. No hemos roto leyes, por tanto no precisamos de la clemencia ni necesitamos los indultos de nadie. De lo que sí somos objeto y vehículo (esa es la idea) es del diálogo e intercambio de ideas y opiniones, lo que alentamos y hacemos mediante nuestro blog, nuestro correo electrónico y también mediante nuestra cuenta en Twitter, ejercicio sano y democrático que hacemos también mediante este mismo comunicado, respondiendo de forma cordial, mas no menos clara y tenaz a la columna de don Jorge Edwards publicada el 23 de julio, y en la que recibimos una ráfaga de ataques infundados.
  8. Reiteramos: lamentamos si hemos causado molestias a don Jorge Edwards, y ofrecemos las disculpas correspondientes; pero no concordamos y condenamos el indigno tratamiento que hemos recibido como colectivo, que se materializa en hechos como el ser sindicados, mediante violentos vituperios, como “falsificadores”, “fascistas”, “analfabetos” y de haber actuado con “infinita mala uva”. A su vez rechazamos terminantemente la lesión a nuestra imagen al ser colocados en el mismo saco que la Alemania nazi, el Estalinismo y dictaduras diversas de todo el mundo. Creemos que esta comparación es espuria, arbitraria y en extremo ofensiva a nuestro colectivo, así como la labor que hemos realizado en los últimos meses, que se ha hecho siempre con el caro propósito de perfeccionar la cultura nacional, mediante lo que nosotros estimamos es lo mejor de nuestra literatura, lugar en el que, a pesar de todo, siempre estará nuestro admirado Jorge Edwards. Aunque don Jorge Edwards nos apunte con el dedo y nos tilde de “delincuentes privados”, seguirá siendo el objeto de nuestro más irrestricto afecto, respeto y consideración.
  9. Por último, queremos aprovechar este espacio para agradecer encarecidamente las muestras apoyo, cariño y solidaridad que han llegado en las últimas horas hasta nuestra redacción. Sin duda, estos han sido momentos difíciles, de vacilación, tormento y confusión, pero nuestro colectivo ve estas estaciones de dolor como uno de los tantos obstáculos que se interponen en el camino de la reconstrucción moral y cultural de la patria, estaciones que son, a su vez, oportunidades de aprendizaje y de cultivo de la templanza y carácter necesarios para proseguir la marcha de nuestra cruzada por una cultura renovada, con libros buenos, y un Chile mejor. Y es en este espíritu de avance y progreso en que damos vuelta la página y seguimos adelante con nuestro trabajo, sin cerrar puertas a nadie, ¡por Chile, la cultura y los libros buenos!

Colectivo Libros buenos

loslibrosbuenos@gmail.com

https://loslibrosbuenos.wordpress.com

http://www.twitter.com/librosbuenos

Anuncios

27 comentarios

Dejar un comentario
  1. fenya / Jul 26 2010 14:54

    Creo que a don Jorge Edwards aún se le nota el resentimiento y esa parquedad tan poco cristiana de sus tiempos de concertacionista. Esperemos que París cure sus heridas y lo tengamos de vuelta detrás de la postulación de JLR, pronto.

    • Colectivo Libros Buenos / Jul 26 2010 15:04

      Agradecemos su comentario. No quisiéramos opinar más al respecto. Todo lo que teníamos que decir está en el comunicado oficial. Saludos cordiales.

  2. @esa_colorina / Jul 26 2010 15:31

    No hay prueba más palmaria de tontera que leerlos de modo literal. Edwards quedó como un Embajador de pocas luces, en la liga de su colega en Australia y la de Grecia.

  3. Un hombre adolorido / Jul 26 2010 15:54

    ¿Qué extraño estado de ánimo habrá llevado a ese preclaro prohombre de nuestras letras a tan furibundo contra ustedes, un colectivo que sólo trabaja por el bien de la Patria? Ruego a Dios sea sólo un resabio de su pasado concertacionista marxista. Sé que una temporada orando en Notre Dame lo hará recapacitar.

  4. Misógino Chaquetero / Jul 26 2010 17:17

    Mi alma quedó sobrecogida al advertir semejantes falencias en la comprensión de lectura de tan preclaro hombre de letras, un faro para la Nación, un intelectual ejemplar que, sin embargo, no ha sido capaz de aquilatar en su justa medida la noble misión del Colectivo Libros Buenos, expresada con pasión y rigor en sus distintas plataformas públicas. Ese desdén de don Jorge por las posibilidades de expresión que abre la world wide web, manifestado en su capciosa pregunta “¿qué será un blog”?, no hace más que reforzar la sensación de una mirada anquilosada que, si bien tiene la habilidad de adaptarse a las nuevas condiciones políticas (y aquí bien podemos recordar a aquel rey galo que dijo “París bien vale una misa”; para don Jorge, París bien vale un voto), no demuestra igual agilidad de piernas y de mente para entender cabalmente cómo funciona el mundo conteporáneo.

    Triste que don Jorge se confunda tanto y en tantos planos diferentes, hasta el punto de identificar una ofensa que está en su imaginación con el sufrimiento real de tantos chilenos cuyo error ideológico, bien lo sabe el Colectivo Libros Buenos, no justifica la brutal represión que sufrieron. Libros Buenos combate con ideas, con ideas nobles, que benefician y favorecen el debate público en torno a qué libros deben leer los chilenos para reencontrar la senda del crecimiento moral y el sano desarrollo de una cultura buena, digo mejor, bondadosa, que acaricie el alma ciudadana y la conduzca a las alturas de la iluminación estética, como tan bien enseñaba el padre Raimundo Kupareo en el templo del Instituto de Estética de la Pontificia Universidad Católica.

    • Colectivo Libros Buenos / Jul 26 2010 17:28

      Le agradecemos ese comentario tan concienzudo. En nuestro fuero interno tenemos la convicción de que los dichos incluidos en la columna que don Jorge (a quien deseamos el mayor de los éxitos en su nueva etapa como embajador en Francia) escribió y que publicó La Segunda el viernes pasado, son producto de la confusión y el desconocimiento de los alcances de nuestras plataformas de Internet. No olvidemos que unos meses atrás fue Cristián Warnken quien manifestó su público rechazo a Twitter en su espacio habitual en El Mercurio, pero a diferencia de lo que acá sucedió, según contó con su pluma excelsa y florida el señor Warnken, unos inescrupulosos (afiliados al marxismo concerta, seguramente) crearon una cuenta de Twitter usando su nombre. Tal vez haya sido eso lo que llevó al despiste del autor de “El Museo de cera” (seguramente conversaron, pues don Jorge y don Cristián sostienen una sólida amistad como buenos hombres de letras), y nos consideró “Persona non grata”, o hasta unos “Convidados de piedra”, o tal vez no despertó muy bien del “Sueño de la historia”, una vez que cayó encima “El peso de la noche”.

      Nuevamente le damos las gracias por su comentario, estimado señor. Visiones como la suya, con altura de miras, son las que valoramos y son la genuina argamasa con la que se levantarán las nuevas construcciones culturales del Chile renovado, ¡con libros buenos! Un cordialísimo saludo.

  5. Fau / Jul 26 2010 17:27

    Sólo queda pedir a Dios que no exista desde ahora un prejuicio general contra la cruzada de este noble blog, luego de los errores -ante todo, perdonables- de una persona influyente e iluminada como lo es don Jorge Edwards.

    • Colectivo Libros Buenos / Jul 26 2010 17:35

      Muchas gracias por ese juicioso comentario. Cabe pedir a Dios (siempre cabe pedir a Dios), pero también a las personas de buena voluntad, mente abierta y juicio sosegado el que no se difunda ese prejuicio. Sabemos que será un desafío tremendamente difícil, pero eso lo teníamos claro desde que abrazamos esta cruzada, y nos pusimos a disposición del gobierno del Presidente Piñera, para apoyar y trabajar muy fuerte en pro de la cultura, muy manchada por la laxa política del régimen marxista concertacionista, que gobernó entre 1990 y 2010. Un saludo.

  6. Raúl / Jul 26 2010 18:22

    Llegué a su pagina debido a su propia propaganda en el mostrador, en un articulo sobre la polemica que rodea a Isabel Allende. Luego lei el articulo de Jorge Edwards e inmediatamente despues su comunicado. Lo primero que me llamo la atención fue su nombre, por lo demás un poco pretencioso o como dice Edwards “ambicioso”. Puedo entender que, como se defienden “ustedes” -sin nombres, lo cual debo decir resulta algo sospechoso- Edwards cometió un error perceptivo al pensar que se intentaba suplantar su identidad con la finalidad de dar cierta validez al texto que acompañaba su fotografía. Ello, pasa primero que todo, por una falta de delicadeza de parte de ustedes. Comprensible, entusiasta, pero error de ustedes. Lo que me motiva, sin embargo, a escribir este comentario es a la tonalidad fasicsta que Edwards les adjudica en su articulo. Revisando -no de forma minusiosa debo confesar- este “blog” puedo entender el porque; cuando se leen frases como “La alta y urgente labor que encierra la reconstrucción cultural y moral de la patria debe seguir adelante” y cuando se habla por parte de sus lectores de un error de Edwars debido a “su pasado concertacionista marxista” -algo evidentemente discrimnatorio y ofensivo, además de simplista y caricaturista- sin que ustedes reparan en comentarios de tal magnitud, entonces hablamos de una tendencia fascista que recuerda a uniformados vinculados estados totalitarios, movidos por un fanatismo ideológico peligroso. Si el objetivo de “Libros Buenos” es reconstruir moral y culturalmente la “patria” señalando energicamente qué buenos libros se debe leer para un crecimiento “correcto” de la conciencia de nuestro pais, entonces no me queda más que desearles un rotundo fracaso, y pedirles que tengan cuidado con el entusiasmo en sus palabras y sus intenciones. La diversidad no solo es necesaria, sino que infinitamente beneficiosa tanto en la sociedad como en la naturaleza. Me parece que su “noble tarea” auto impuesta es completamente indeseable para un crecimiento real, en el ambito de lo moral y lo cultural.
    Un saludo
    Raúl

    • Colectivo Libros Buenos / Jul 26 2010 19:20

      Agradecemos su visita a nuestro blog y su comentario extenso, con el cual en buena parte estamos en total desacuerdo. Para ir aclarando nuestro nombre se inspira en la política cultural vertida por el propio Presidente Piñera en los debates previos a la elección del año pasado. En una ocasión él habló de libros buenos, y nosotros recogemos el concepto para perpetuar y optimizar esa noble iniciativa cultural de su programa de gobierno.

      En segundo lugar, usted señala de que tenemos una supuesta “falta de delicadeza”, y que eso sería una especie de “error nuestro”. Sepa usted que nosotros más que delicadeza, lo que nosotros tenemos es firmeza para trabajar por la cultura nacional. Luego usted habla de “uniformados vinculados estados totalitarios” (mal redactado más encima), para aclarar somos civiles, y adscribimos y trabajamos duramente por este gobierno elegido de forma limpia y democrática en las urnas. Entonces, nosotros que usted lo pensaría dos y tres veces antes de hablar de ser “simplista” o “caricaturista”.

      Lamentamos su negatividad al desearnos “un rotundo fracaso”. Respetamos su punto de vista, pero no dejamos de opinar que visiones como la suya son cavernarias y antediluvianas, y van en contra del progreso que debiera tener un país como Chile, tan dañado en su esencia cultural y educacional. Y también encontramos del todo deplorable que ataque a nuestros lectores solamente por pensar distinto y expresar sus opiniones.

      Saludos muy cordiales.

  7. Diego Rojas Hell / Jul 27 2010 00:46

    Hola. Al igual que el comentarista anterior, llegué a su sitio por la propaganda que dejaron en el artículo de Allende. Qué agradable que lean todos los comentarios y puedan replicarlos, eso crea debate y alimenta a los comentaristas extensos (como he visto en los que me preceden, que en algunos casos emulan sus cualidades estilísticas). El uso de la ironía que tienen en su comunicado no me gustó del todo (es una opinión personal, sin afanes de ser un hecho), porque encuentro que la sátira no favorece con claridad a los manifiestos que uno tiene. Sé que es una pulsión personal, y una preferencia por la transparencia del emisor, en donde prefiero la firma y la claridad para abordar los temas, todo sea en vías de evitar suspicias o malos entendidos. Eso y también la escritura anónima, que aunque muy educada en la forma, considero exacerba demasiado los mismos puntos.

    En ningún sentido me afilio a la presencia y autoridad de Edwars, escritor que no he leido bien ni conozco demasiado por voluntad propia y el escaso interés que su figura me inspira (lo que no me valida como un crítico). Sin embargo observando el texto del cual se sintió tan ofendido, resulta para mí claro que la utilización de su imagen estaba en la sátira. ¿Lo habrá visto así Edwards? ¿Habrá alguien que haya pensado que ese artículo lo había escrito Edwards? No sé, y no me parece tan probable. Lo que sí está muy claro es que la foto está puesta sin especificación de a qué viene (sin la especificación se interpretará que se trata del autor), y no lleva firma de ningún tipo (lo que forma parte de la sátira).

    Espero que me desmientan categóricamente, acto que creo realizarán, al señalar que la utilización de la imagen de Edwards, ya sea sátira o “vandalismo” (Edwards exagera), busque generar cierta polémica. O que la misma auto-difusión de su comunicado (en El Mostrador e imagino que en otros sitios) no responda a un autobombo donde el colectivo está sinceramente contento de la cantidad de focos que recibe. Espero que no sea así, porque eso me condiciona a las opiniones que puedan verter sobre cualquier otro tema marcándome con un sesgo con el que necesitaré validar texto tras texto las intenciones con las cuales escriben y difunden (¿escriben para difundir? ¿difunden para escribir?).

    Creo que en su colectivo hay personas muy inteligentes y versadas en la escritura. Me gustaría, y nuevamente enfatizo que esto es mi sesgo personal, que esa inteligencia se orientara a la explicitez en sus principios, a la transparencia en las firmas y en la ausencia de ganchos publicitarios o polémicos, ya que esos principios me dan confianza y una credibilidad que ningún otro medio me otorga.

    Saludos cordiales,
    Un posible futuro lector

    • Colectivo Libros Buenos / Jul 27 2010 02:36

      Quisiéramos agradecerle el extenso comentario que ha dejado en nuestro blog. Además de darle las gracias por su comentario, es necesario hacer algunas precisiones, puesto que usted ha caído en algunas equivocaciones que es necesario corregir. Para eso iremos punto por punto, como lo hemos hecho en otras ocasiones:

      -“El uso de la ironía que tienen en su comunicado no me gustó del todo”. No sabemos muy bien a qué ironía se refiere, la redacción del comunicado oficial de nuestro colectivo se hizo de forma seria y responsable. Más adelante habla de “sátira”. Lo mismo, no entendemos por qué se usa ese término. Respetamos el resto de los puntos de vista expuestos en el párrafo.

      -“Sin embargo observando el texto del cual se sintió tan ofendido, resulta para mí claro que la utilización de su imagen estaba en la sátira. ¿Lo habrá visto así Edwards? ¿Habrá alguien que haya pensado que ese artículo lo había escrito Edwards?”. Le rogamos que revise el punto 3 de nuestro comunicado, en el que explicamos de forma clara y rotunda las razones por las que utilizamos la imagen de Jorge Edwards, porque su “claridad” no es muy clara que digamos. Además es fácil deducir, a partir de la lectura de nuestro comunicado, que, efectivamente Jorge Edwards hizo una interpretación errónea y desafortunada del uso de la imagen, y también de la misma naturaleza y propósitos de nuestro blog. Y en todos los meses que llevamos en funcionamiento, no hemos recibido ningún tipo de mensaje señalando que Jorge Edwards escribió los artículos, puesto que la gente ha entendido sin problemas que los autores de los contenidos somos quienes componemos el Colectivo Libros buenos. La firma se incluye y está a un costado de la fecha. Cualquier persona con un mínimo conocimiento de lo que es un blog puede identificarlo, conocimiento que, en el caso de Jorge Edwards, era, al parecer, inexistente

      -La “autodifusión” del comunicado, quítele el auto, y déjelo en difusión no más. Es parte de nuestra campaña de viralización de los contenidos de Libros buenos. Apuntamos a nuestro público objetivo, y ahí difundimos nuestros contenidos e ideas. Francamente no vemos cuál sería el problema con esta práctica. Somos un colectivo esforzado, que tenemos que bregar bastante duro para dar a conocer nuestro trabajo, sin la ayuda de nadie, así que, cada vez que se pueda, vamos a practicar el autobombo al que usted hace referencia. Si eso a usted le molesta, lo lamentamos, pero así lo haremos, sin embargo.

      -Respecto al tercer párrafo, nuestros principios no pueden ser más explícitos, al punto de que no necesitan ser explicados, basta revisar nuestros contenidos y nuestro Twitter. Y, como ya dijimos, la firma del Colectivo Libros buenos se ve claramente en nuestros artículos. Más claro, imposible. Si aún así sigue desconfiando, eso ya no es problema nuestro.

      Gracias nuevamente, y el más cordial de los saludos para usted.

  8. Diego Rojas Hell / Jul 27 2010 04:49

    Bueno estimado(s), qué gran afán y generoso el de contestar de forma prístina los comentarios. Pese a vuestro refinado carácter correctivo, he de insistir en que “difusión” y “auto-difusión” son términos que apuntan casi a lo mismo pero con una sutil diferencia que no es necesario señalar (sin por ello remarcar). Así como “bombo” y “autobombo” son cuestiones de significados disímiles.

    Por el tenor de vuestras respuestas, tanto a mi comentario como a otros, la lectura de su “sobre nosotros” y demases resulta cansino arguir contra de su propuesta. Así como asumo que refutarán mi mensaje línea por línea, contenido por contenido, elevándolo a la más fina esencia de una fábula con moraleja al revés, para negar mis intentos de validez ilustrando con fría elegancia mi error. Respecto de su práctica propagandística, atribuyen a mi discurso un sentido que yo no quise dar. No dije ni pensé que me pareciera mala su viralización, aunque en mi fuero interno atente la similitud estructural con el “spam”; y respondiendo a su eventual (pseudo) desconocimiento del término, me refiero al correo masivo publicitariamente molesto e inútil. No es su caso, ya que yo elegí leer, y su propuesta no busca generar dinero (?). Aunque aún estoy intentando hallar -sin demasiado éxito- la utilidad que ha tenido para mí haberme interiorizado en sus lirismos.

    Cabe señalar que no le/te/les critico la viralización como un medio, sino como un fin. Porque si es un fin se trata de vanidad, aún cuando usted/ustedes/tú diga/digan/digas lo contrario (pueden decirme en este punto que se trata de un medio, y que su objetivo es la reconstrucción cultural del país por la liberación ideológica del régimen impuesto por el concertacionismo-marxista y etc). Arriesgándome a ser corregido, mofado, parodiado o exorcizado no puedo dejar de contarles que las sensaciones que me han producido sus réplicas son de cierto rechazo y tristeza (me dirán que no; pensarán que sí; me dirán que pensarán que no). Espero que ante esa línea me den unos saludos atentos luego de haber realizado un sutil ataque bajo el alero de alguna corrección semántica o ideológica, intentando camuflar en el sarcasmo renegado un resabio de resentimiento humorístico que espero les haga sonreir a ustedes, o les haga sentir orgullo (siempre es bueno llevar una vida decente de acuerdo a lo que uno cree, ¿no?). Total, al final siempre lo sellarán con un cordial saludo.

    Hay mucha belleza en el mundo, y algunos compendios están en el arte. Ojalá su proyecto sirva para difundirlo, y no para crear división entre los despistados o exasperación en los avezados, o no sólo eso. Me refiero a que no solamente persiga causar la molestia de algún famoso aludido que asegure para ustedes el gran éxito de obtener un extracto en una columna que fue compendiada por los editores en el tópico del indulto bicentenario. Por lo tanto les deseo lo mejor y espero que para ustedes esta experiencia sea enriquecedora (y para la patria, y para Pinochet, y para la reconstrucción del régimen de… etcétera). (No hay que darle tanta importancia, recuerda que ya sólo quedan 3 años del mandato de Piñera y hay cosas mucho más útiles en que sortear la vida).

    No puedo irme sin aludir lo siguiente. Hace unos años que me disgusta el bullying intelectual, frecuentemente expresado en la corrección ortográfica y similares (alguna vez la practiqué, pero con el tiempo decidí empezar a intentar hacer actos que valiesen la pena). Ya sea sincero (dirán que se trata de la educación del país luego del…), falso, inerte o indiferente, no resulta grato, placentero ni finalmente constructivo. Genera reactancia, distancia y tedio. Ah, pero quizás eso buscan. Aunque, ¿se percibe así cuando sientes que se están burlando de ti? La razón significativa de esta molestia está soterrada en la siguiente idea: al ser corregido, estás siendo hallado falto; si la crítica no está hecha bajo un amparo de confianza absoluta, se percibe como un acto de humillación. No digamos ya lo complicado que es confiar en las nebulosas identidades (¿o identidad?) de un colectivo.

    No forma parte del chiste corregir el discurso. Por eso sé que me responderás como siempre has respondido. Dirás que me equivoco en muchas cosas, y lo harás con un estilo barroco, calculadamente amable, muy similar al del comunicado. Dirás que esa es la forma correcta que conoces para comunicarte, incluso es posible que hables de moral. Puede que cites que es tu forma de llevar el blog. También es probable que busques evadir las claves que reproduje, guardar silencio o comentar sucintamente ya no sé si con ironía, rigidez o crueldad. En la fantasía en la que todo lo que yo he dicho es un error, tú tienes una gran verdad que transmitir al mundo mientras yo debo sufrir la paranoia y sumirme en una especie de silencio perturbado, casi desesperado por la búsqueda de la honestidad en el discurso de un extraño. Sólo me queda sonreir y decirte que sí a todo, quizás incluso aplaudir por un chiste que ya había escuchado, porque en el fondo quieres que el humorista triunfe, y que su rutina no sea sólo el último remedo de un marginado adolorido.

    • Colectivo Libros Buenos / Jul 27 2010 04:59

      Muchas gracias nuevamente por su comentario. Esto diremos por toda respuesta, porque ya este segundo mensaje se puso confuso, tedioso, rebuscado, y en rigor, sin mucho para sacar en limpio.
      Gracias nuevamente. Saludos cordiales.

  9. fenya / Jul 27 2010 17:59

    Hoy desperté pensando (exagero, debe haber sido a la hora de almuerzo) que Libros Buenos tiene un cierto parentesco con la idea solabarrietiana de Jugadores Buenos. Me explico: Don Fernando Solabarrieta sostiene, con insistencia y de manera muy consecuente, que no hay jugadores caros o baratos, viejos o jóvenes, especialistas o polifuncionales: hay jugadores buenos y jugadores malos.

    ¿Me equivoco?

    • Colectivo Libros Buenos / Jul 27 2010 19:43

      Es interesante es visión, gracias por aportarla. Es buena esa división, y es bastante práctica para evitar las zonas grises que el blandengue liberalismo impone por su lógica valóricamente laxa.

      Hay que separar el trigo de la paja, y hay que hacerlo bien, de una vez. Es una gran verdad vital, y por eso esta visión que nos aporta nos hace bastante sentido.

      Un cordial saludo.

  10. Migue / Ago 13 2010 09:52

    jajajjajajajaja… todavía pienso que todo esto es un chiste, lo que me causa aun más gracias al pensar que hay gente que cree en el sentido verdadero de su tan noble misión como colectivo.

    Saludos

    • Colectivo Libros Buenos / Ago 13 2010 10:01

      Nos parece lamentable esta postura tan poco seria. ¿Leyó o no la columna que escribió Jorge Edwards? ¿entendió lo que leyó, o acaso las dos décadas de oscurantismo concertacionista lo dejaron con una comprensión lectora de niño de cinco años?
      Más encima chaquetero y ofensivo con quienes nos apoyan, habrase visto tal desfachatez.
      Póngase serio de una buena vez, y paremos el chaqueteo gratuito.

  11. Sebastian Vidaurre / Sep 10 2010 19:59

    Pregunta para el “colectivo”:
    ¿Por que utilizan el logo del Gobierno?
    ¿Son acaso algún estamento gubernamental Oficial?
    Gracias

  12. UN CabroN / Sep 14 2010 18:29

    que largo y latoso su comunicado, ya veo que son expertos en darse vueltas en lo mismo… como un perro que persique su cola y camina y camina sin llegar a ninguna parte.
    me parece:
    1.- bien desatinados poner fotos sin pedir permiso… les falta tomar responzabilidad de esto, que es distinto a disculparse “por cualquier molestia”
    2.- queda clara la lectura que hace edwards de las opiniones del “colectivo”: son dignas de “un tonto, un primario, un fascistoide”… al igual que muchos (sumados a otros tantos que piensan que este blog tiene que ser una broma), yo concuerdo con el señor edwards. ¿que les dice eso? si el mismo personaje a quien ustedes rinden culto se desentiende por encontrarlos primarios ¿creen estar capacitados para hablar de arte o de politica?.. no, no han dado luces de estarlo.
    3.- por algun lado del blog lei que se autodenominan referente cultural, pues se hace evidente que no lo son… en cualquier caso son una curiosidad dentro de la web, una ente virtual anonimo de posturas disparatadas y opiniones sin fundamento.

    • Colectivo Libros Buenos / Sep 14 2010 18:35

      Nuestro comunicado responde de forma clara y consistente a las acusaciones hechas por don Jorge Edwards en su columna de La Segunda, no era un texto con fines de entretenimiento.

      Saludos cordiales.

  13. UN CabroN / Sep 14 2010 19:29

    jajajajajajaja y eza es su rezpuésta?… me déjan pérpléjo!! jajaja… ¿que habra impulzado al mr. edwards a calificarlos de primarios? jejejejejejejeje… no lo puedo entender jajajajaja

    • UN CabroN / Sep 14 2010 19:35

      p.d. me refiero a la respuesta de mi comentario.
      p.d.2 las faltas hORTOgraficas son añadidas electronicamente para aumentar la divercion

    • Colectivo Libros Buenos / Sep 14 2010 19:38

      Creemos que la columna de Jorge Edwards es bastante elocuente, así lo es también nuestro comunicado.

      Saludos cordiales.

Trackbacks

  1. ¡Al fin! Mario Vargas Llosa Nobel de Literatura 2010 « Libros buenos
  2. Balance 2010: El año del renacimiento cultural chileno « Libros buenos
  3. Un año de librosbuenos: Chile deja atrás el pantano cultural marxista concerta « Libros buenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: