Skip to content
21 septiembre, 2011 / Colectivo Libros Buenos

Comunicado oficial sobre la relación entre Libros buenos y Familia de verdad

En los últimos días nuestra cuenta de Twitter ha recibido una cantidad anormal de mensajes, en los que se afirma, de manera falsa, liviana e irresponsable una ligazón entre Libros buenos  y una organización religiosa llamada “Familia cristiana”, conocida en Twitter como @familiadeverdad.

Queremos dejar claro que no hay ninguna relación con la mencionada organización. Lamentablemente, a pesar de todas las acalaraciones que hemos hecho en nuestro Twitter (les recordamos que nuestra cuenta de Facebook fue injusta y unilateralmente censurada y clausurada) el trolleo y el chaqueteo han permanecido, confundiendo a quienes son parte de nuestra comunidad y desean un Chile renovado culturalmente, tras 20 años de retrocesoso cultural vividos entre 1990 y 2010.

Respetamos profundamente la filosofía y creencias de @familiadeverdad. Solidarizamos con ellos, pues ambas organizaciones hemos sido víctimas de infundios por parte de personas que tienen la intolerancia como estilo de vida, y el ataque como filosofía. Lamentamos, asimismo, las molestias que puedan haber sufrido los miembros de nuestra comunidad que trabajan con tesón por Chile y su cultura.

Agradecemos a quienes nos han prestado apoyo y comprensión ante esta cadena de mentiras que buscan desinformar a la población y boicotear el trabajo que realiza Libros buenos.

Finalmente, esperamos que este comunicado oficial ponga punto final a esta enojosa cadena de mentira y desinformación, orquestada por aquellos que quieren dinamitar nuestro trabajo que ya ha dejado huellas palpables y concretas en la cultura y la literatura nacionales. Esperamos que esta declaración sea suficiente, y no haya que recurrir a la Justicia para poner coto a esta situación.

Anuncios
1 junio, 2011 / Colectivo Libros Buenos

¡DON José Luis Rosasco llegó a Twitter!

El gran escritor chileno José Luis Rosasco escribió los libros juveniles más relevantes y clásicos de la literatura hispanoamericana (y de paso educó sentimentalmente a todo un continente), pero ello no quiere decir que no está conectado con las nuevas tecnologías.

Por el contrario, ahora es posible seguirlo por Twitter, en @JLRosasco

El mismo José Luis Rosasco te invita a seguirlo, ¡hazlo por Chile y su cultura!

11 abril, 2011 / Colectivo Libros Buenos

Mario Vargas Llosa y elecciones en Perú: un frente unido por la literatura y la moral latinoamericanas

Las elecciones del Perú pueden transformarse en una seria amenaza para el equilibrio de la cultura y literatura latinoamericanas. Es esencial un frente amplio intelectual para que prime la democracia, la cultura y los libros buenos en el país hermano del Perú y en el continente.

Las noticias que han llegado desde el norte son escalofriantes: el Perú, nación rica y llena de historia, vivió este domingo 10 de abril las elecciones presidenciales, que tienen como ganador en la primera vuelta al candidato Ollanta Humala, político de recalcitrante nacionalismo, y que, a partir de sus discursos y diatribas al pueblo hermano del Perú, amenaza con desestabilizar la presencia de los libros buenos en las bibliotecas y librerías de esa nación. Ya lo preguntó Vargas Llosa, en una capacidad no solamente literaria, sino de estupenda clarividencia, propia de los escritores que marcan una época: “¿en qué momento se jodió el Perú?”, si la cultura continental, la verdadera reserva moral de nuestro subcontinente no hace algo, puede ser que esa fatal pregunta tenga una respuesta, que equivaldría a la puñalada trapera que reciban los libros buenos y la cultura del Perú y de todo un continente.

Por cierto que no son buenas noticias para Latinoamérica, puesto que se ha obliterado la opinión del faro iluminador de la política y la literatura del continente latinoamericano: Mario Vargas Llosa. Y las elecciones en las cuales ha triunfado en primera instancia una propuesta de corte chavista y amenazadora para el equilibro cultural del continente, no han sido el único momento en el que el muy merecido Premio Nobel de Literatura ha sido perseguido por la maquinaria intelectual de izquierda. Baste recordar el bochornoso incidente en el que un puñado de ¿intelectuales? argentinos (no fueron más de tres o cuatro) manifestó publicamente, y con una desfachatez pasmosa su desacuerdo con que el enorme autor de La ciudad y los perros, de participar en cierta feria del libro que se iba a realizar en Argentina, cuya cultura tomada de pies y manos por el izquierdismo imperante, está hoy tremendamente sobrevalorada, y no es más que un triste remedo nostálgico de mejores épocas de una nación que supo ser grande.

Hoy no podemos dejar de coincidir con Mario (permítase esa familiaridad) en cuanto a que una segunda vuelta entre el señor Humala, y la candidata asiática Fujimori serían una elección “entre el sida y el cáncer”. Revisando sus programas de gobierno, y comparándolos con el de nuestro Presidente Sebastián Piñera, no encontramos un sólido programa cultural. Brilla por su ausencia el desarrollo de libros buenos, y por Dios que necesita libros buenos el Perú, una nación subdesarrollada, que no ha llegado a los niveles que Chile ya conquistó en el transcurso del último año, que lo ponen en las puertas de una nación desarrollada, y con una cultura en recuperación, luego de 20 años de vandalismo, declive moral e imperdonable desidia por parte de los gobiernos de la Concertación, que se despreocuparon del desarrollo de la cultura y la educación, y hoy Chile paga los costos de ese descalabro.

En ese sentido, opinamos que, en pos de la cultura peruana y la sana intelectualidad y literatura latinoamericanas, es necesario que Chile haga su parte para apoyar a Mario en esta tarea de paliar el inminente marasmo en el que el Perú se convertirá una vez asumido el gobierno de quienes postulan hoy al sitial de la Casa de Pizarro, con la aplicación de las siguientes medidas:

  1. Traslado desde París hasta Lima del actual embajador don Jorge Edwards. Fundamental para crear un frente unido ante la avanzada de izquierda, ambos amigos, unidos, pueden potenciar el acervo moral e intelectual que hoy detenta la figura de Mario Vargas Llosa.
  2. Conversación con Roberto Ampuero para encabezar la agregaduría cultural de nuestro cuerpo diplomático en Lima. Es cierto que el autor de Nuestros años verde olivo declinó trabajar para Chile desde el Gobierno, en una decisión respetable, pero que no deja de ser sorprendente y algo desilusionante, pero es necesario volver a conversar con él para que integre nuestra legación en el Perú, y sume su experiencia desenmascarando los oscuros y nefastos efectos del marxismo en la vida de las naciones. La unión de mentes preclaras es esencial para llevar por buen camino la vida de las naciones, y el complemento de Ampuero, más Mario y don Jorge Edwards sería un polo intelectual potente para contrarrestar la ideología que hoy fluye por pueblos y ciudades peruanas.
  3. Aporte de figuras señeras en la literatura infantil y juvenil. Cuando hablamos de esto, hablamos del aporte invaluable que puede hacer la literatura de DON José Luis Rosasco, en la educación sentimental del pueblo peruano. El proceso de culturización óptima de un país pasa, necesariamente, por el entrenamiento de su sensibilidad, corazón y sentidos, cosa que la historia reciente del Perú nos prueba que no ha pasado. Es tarde por esos peruanos adultos, pero no es tarde para aquellas generaciones venideras.
  4. Aporte de figuras intelectuales juveniles chilenas. Escritores como Francisca Solar, o poetas como Patricio Navia, que están marcando tendencias y pautas culturales y literarias en Chile deben servir al bien continental y colaborar en el freno a la ofensiva marxista en el Perú. Es necesario que en la juventud del Perú se introduzcan los valores que escritoras como Francisca Solar han plasmado de forma tan excelsa en sus libros, fuentes de riqueza y aprendizaje que son necesarias en Chile, pero que el momento político las hace urgentes en el Perú.
  5. Edición y envío hacia el Perú de los libros que componen el Bicentenario Metrogoldin y el Bicentenario Portaliano. Por cierto que Libros Buenos no quiere quedarse afuera de esta necesaria tarea, por lo tanto, pedimos la edición y envío de los libros que componen nuestras propuestas, y su envío como embajada de buena voluntad hacia el Perú, con tal de que sean distribuidos en escuelas y bibliotecas peruanas.
  6. Campaña “Poesía por el Perú libre”. Esta campaña, un festival de poesía chilena, dedicada a la patria peruana, sería encabezada por la primera poeta de Chile, Teresa Calderón, como parte de sus primeros aportes al Gobierno del Presidente Piñera, que ella ha apoyado con fervor y verdad, sustentando con poesía el cambio que Chile ha experimentado, y el que debe experimentar todavía para ser una nación que deje atrás el yugo concertacionista. El Perú también debe verse beneficiado de esa capacidad de entrega cultural. En estas jornadas de cultura, poesía y democracia (con lecturas de obras de Teresa Calderón, Octavio Paz, Jorge Luis Borges, y pasajes líricos de la prosa de Mario Vargas Llosa y Roberto Ampuero) acompañarán en declamación el actor Luis Gnecco y de Ignacia Allamand, quien es, esencialmente, hija del actual Ministro de Defensa, Andrés Allamand.

Estas medidas son las primeras, pero por cierto que serán necesarias otras para erradicar la incertidumbre que cuelga sobre nuestros hermanos peruanos, que han sufrido, y no merecen sufrir lo que hemos padecido en Chile: 20 años de un régimen oscurantista que socavó la cultura dañando a un país completo. Tenemos fe y confianza en que ese destino aciago no suceda, si es que nuestra verdadera intelectualidad se une en pos de una nueva Latinoamérica.

15 marzo, 2011 / Colectivo Libros Buenos

Un año de librosbuenos: Chile deja atrás el pantano cultural marxista concerta

Tras cumplir un año de existencia, Librosbuenos sigue adelante, por Chile y su cultura

Las recientes y escalofriantes noticias que llegan desde Japón clausuraron con un halo de muerte y miedo toda celebración que estuviera prevista para conmemorar el inicio de la nueva era chilena. Es por esto que este pequeño escrito llega con algunos días de retraso, lo que es lógico, cuando la prioridad son hoy los cientos de miles de personas que en Japón deberán enfrentar el desafío de la reconstrucción, ese mismo que hace ya más de un año enfrentó el gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

Pero también es nuestro aniversario, el aniversario de esta colectividad consagrada a la reconstrucción de un país cuya cultura se encontraba tanto o más derruida que Dichato, Constitución o cualquiera de las ciudades que el 27F puso de rodillas ante su telúrico dictamen. Sin embargo, tenemos razones de sobra para sentirnos contentos, pues luego de doce meses de existencia, nuestra comunidad ha podido inavidir los bastiones del oscurantismo cultural concertacionista, y presentar franca y urgente pelea ante un momento amenazador, que entonces solamente permitía vislumbrar un país donde la incultura y el socavamiento de sus fundamentos morales y literarios parecía irrefrenable.

El desafío era grande, pero lo hemos asumido y hoy damos cuenta de resultados fecundos y prometedores. Hemos encontrado la respuesta ciudadana, propia de un país dopado (o quizás silenciado) desde 1990, y que hoy renace y se niega a quedarse de brazos cruzados ante autoridades indolentes que desoyeron, año tras año, la urgente necesidad de cambio y renovación literaria y cultural. Hemos recibido también el reconocimiento internacional, confirmando que nuestra labor es justa, necesaria e impostergable. Hemos entrado en sano debate con escritores chilenos de talla mundial, quienes han reconocido nuestra existencia, y dado difusión a nuestro trabajo. A ellos les estamos agradecidos, con una deuda perpetua de gratitud. Hemos cumplido difundiendo cultura y a aquellos escritores que merecen difusión, pero que no la han encontrado en su real dimensión en los canales tradicionales de información, revelando facetas que dan cuenta no sólo de su talento literario, sino también de un profundo compromiso con la patria y su cultura, para ser agentes de cambio de un país que necesita desesperadamente avanzar, salir del pantano.

Como también era previsible, hemos recibido ataques, tanto en redes sociales, así como en nuestro blog, pero como ha quedado demostrado, Librosbuenos tiene una profunda e incuestionable vocación de tolerancia y democracia, sin bloquear a nadie que expresa su opinión de forma libre y soberana, ni censurando a quienes exponen puntos de vista contrarios al nuestro, aún cuando esos puntos de vista sean expuestos con faltas de respeto (de grueso calibre muchas de ellas), hiperventilación excesiva, o estén equivocados. Y mantenemos nuestro compromiso, aún cuando hay enemigos poderosos que quieren borrar del mapa a esta organización. Pero ellos no son nuestros enemigos, son enemigos de Chile y su nueva cultura.

Solamente nos queda agradecer a quienes nos visitan y a quienes nos apoyan con su aliento, o sus aportes. Tenemos por delante otro año, lleno de exigencias y de desafíos, que encararemos como siempre lo hacemos en Librosbuenos, con valentía, sentido país, ansias de progreso, y apetito cultural. Chile y su cultura no merecen menos.

30 diciembre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Balance 2010: El año del renacimiento cultural chileno

Grandes personalidades de la cultura 2010, que han hecho de Chile un país mejor (Imagen: Consejo Nacional de la Cultura y las Artes)

En el Colectivo Libros Buenos, sabemos que este año ha sido difícil, y más encima ha sido precedido por décadas en las cuales la cultura en Chile sufrió un severo estancamiento. Por estas y muchas razones más, queremos no solamente enviarles a todas las familias chilenas (como la de la imagen) nuestro saludo con esperanza y libros buenos, sino también repasar los hitos del año que empieza a abandonarnos.

Ya este 2010 ha sido generoso para Chile con un nuevo Gobierno, que trabaja para reconstruir un país derruido en sus bases materiales y morales. Por ello debemos estar agradecidos. Y nosotros como colectivo estamos agradecidos por la respuesta contundente y el apoyo sincero que hemos recibido de todos ustedes desde que estamos en funcionamiento, desde marzo de este año.

Hemos vivido un año donde el trabajo ha sido constante por la reconstrucción moral y cultural de Chile. Y las pruebas están a la vista, hemos hecho tres propuestas sólidas, con objetivos claros y con herramientas enumeradas para alcanzar el desarrollo cultural. Por supuesto hablamos de nuestras propuestas Bicentenario Metrogoldin, ellas han conformado un canon de libros esenciales para paliar el declive cultural. La primera de ellas, el Bicentenario Metrogoldin (nominado así como homenaje al escritor que debió haber ganado el Premio Nacional de Literatura 2010, DON José Luis Rosasco) es el canon elaborado por nuestro colectivo con el propósito primario de pagar la deuda marxista en cultura, y de fomentar el acceso a libros de valía para todos los chilenos, ejercicio que se dejó de lado entre 1990 y 2010 en Chile. A esto siguió nuestra propuesta en el área de las ciencias sociales, el Bicentenario Portaliano, que fue creada para ponerle coto al desviacionismo historicista que ha imperado en las salas de clase de la educación concerta.

No nos quedamos ahí, pero fueron ustedes, los lectores de nuestro sitio quienes nos dieron una nueva y estimulante respuesta: el Bicentenario Metrogoldin de los lectores, que fue la respuesta ciudadana ante la incultura y la desidia de las autoridades anteriores. Este hecho, más el reconocimiento internacional que ha recibido nuestra labor han sido hitos estimulantes y estupendos a nuestro trabajo, que no ha estado exento de dificultades, como la intolerancia que hemos recibido sin contemplaciones, al denunciar la realidad de la delfina literaria del extinto poder concertacionista, Isabel Allende, o bien el episodio en el cual fuimos nombrados por el actual embajador de Chile en Francia, Jorge Edwards en su columna de La Segunda, en el mes de julio, dando cuenta de la incomprensión hacia nuestra labor en esos primeros meses de gestión. Mientras tanto, en el plano internacional sí se ha hecho justicia, al darle al gran Mario Vargas Llosa el Nobel que tanto merecía y cuya postergación ya era insostenible.

También el destaque de personalidades no suficientemente divulgadas, o injustamente ocultas, ha constituido otra rama del trabajo 2010 de nuestra agrupación. Y ahí hemos dado pasos claros. El primero de ellos fue el descubrir en un campo duro y muchas veces áspero, como es la opinología política, a un corazón sensible, un lengua dulce y una pluma hinchada de bellos pensamientos y tiernos versos: Patricio Navia. En un país que insiste en seguir prolongando la vigencia de poetas inveterados, ligados al izquierdismo, el descubrimiento de la poesía naviana abre una nueva senda a la poesía del mañana, renovada y preocupada, feliz pero atenta, sentimental y contundente.

Este balance no puede quedar completo sin un genuino reconocimiento a una de las mujeres de más valía en nuestro país hoy, y que ha descollado tanto en la prensa como en la literatura, marcando nuevas tendencias, y siendo la portavoz de cientos de miles de jóvenes chilenos que ansían un nuevo Chile, que camine al futuro, en vez de entramparse en el pasado. Hablamos de Francisca Solar, por supuesto, a quien dedicamos una entrada completa en nuestro blog, porque lo merece.

Cerramos este posteo deseándoles a todos un bellísimo fin de año, y un comienzo mejor del 2011, ¡para Chile y su cultura!

22 noviembre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

Reformas en educación: Se le acabó el recreo al oscurantismo concerta

Importantísimo anuncio ha hecho nuestro Presidente Sebastián Piñera: La Gran Reforma a  la educación chilena, una legislación necesaria, urgente, total, una verdadera revolución, no como las que se hicieron de forma irresponsable y peligrosa en el pasado, sino una llena sentido de futuro y que no puede traer otra consecuencia que la mejora sustantiva de Chile como país, como sociedad y también como sueño, pues no hay amor más grande a la Patria que aquel que da la vida por una reforma en educación.

Y hablando de sueño, nos queremos detener en este concepto, y destacar otro que en ha significado la destrucción de la convivencia y el riesgo de ser la lápida de Chile como nación democrática y justa: el de revolución. Queda demostrado que la administración de Sebastián Piñera no solamente ha instaurado una nueva forma de gobernar, sino también una nueva forma de encarar el lenguaje, una nueva forma de ver palabras que en el pasado significaron la división y el cuasi asesinato de nuestra sociedad. Esa es la clave para el desarrollo nacional, emprendimiento al que simplemente se le hizo la desconocida entre 1990 y 2010. Tal vez la cultura y la educación se quedaron en el limbo, tal como esa “alegría que ya viene”.

Por cierto que el Colectivo Libros Buenos, como ya lo hemos dicho en todos los tonos, nos ponemos a disposición del Gobierno, para aportar y trabajar codo a codo por la reconstrucción moral de la Patria, y por cierto ya estamos preparando una agenda conjunta, en las cuales los puntos fuertes serán nuestros importantísimos proyectos: El Bicentenario Metrogoldin (germen de las futuras bibliotecas que han de estar en las salas de clase del Chile de mañana), El Bicentenario Metrogoldin de los lectores (extraordinaria iniciativa democrática y ciudadana de nuestro colectivo) y el Bicentenario Portaliano, respuesta al tremendismo apocalíptico de los hiperventilados concerta, que de forma groseramente insensata dicen -con una liviandad pasmosa- que en Chile “no se va a poder pensar” o barbaridades por el estilo, por el recorte de las horas de historia en las aulas. Nada más equivocado.

Ya es hora de terminar con todos los Exequiel Tapia Leal que pululan sin rumbo por Chile, porque en dos décadas no han recibido ni de cerca una educación acorde a la de un país del siglo XXI. Y el punto de partida es una noche de alegría y esperanza, como lo dijo el Presidente.

A continuación, adjuntamos el video de este momento histórico, anunciado por el Presidente Piñera en cadena nacional a toda la patria, y también puede acceder acá a la versión escrita del texto.

26 octubre, 2010 / Colectivo Libros Buenos

El Bicentenario Metrogoldin de los lectores: La respuesta ciudadana ante la crisis cultural concerta

 

Los lectores atendieron el llamado de nuestro colectivo, y se transformaron en agentes activos por el cambio cultural, proponiendo libros buenos para una nueva patria y para la familia genuinamente chilena.

En los pocos meses en los que hemos trabajado para sacar a Chile de su entrampamiento cultural, producto de dos oscuras décadas de gobiernos marxistas concerta, donde el declive cultural, educacional y moral fue gravísimo, y que ha dejado huellas palpables en una sociedad que ha recibido el Bicentenario de nuestra República, en medio de un genuino marasmo valórico, nuestra organización se ha consolidado como respuesta clara ante ese severo revés nacional, que administraciones pasadas no pudieron (o no quisieron) resolver.

Sobre esos derruidos cimientos hemos emprendido nuestra labor, la que ha rendido frutos palpables (la tremenda aceptación ciudadana y el reconocimiento internacional de nuestra plataforma de pensamiento son dos contundentes muestras de lo antedicho). Pero estamos muy lejos de echarnos a dormir en los laureles (como sí lo hicieron otros entre 1990 y 2010, con la salvedad de que lo hicieron sin haber tenido éxito antes), puesto que este emprendimiento es constante, y demanda gran esfuerzo y atención, ¡la patria y su cultura no merecen menos!

Dentro de nuestras iniciativas, la que más nos ha rendido frutos, y en la que hemos puesto una cuota especial de esfuerzo y reflexión es el Bicentenario Metrogoldin. Esta iniciativa, como hemos destacado anteriormente, cumple la doble función de homenajear al que quizás es el escritor más inmerecidamente postergado de la literatura chilena actual, DON José Luis Rosasco, y proponer un corpus vital e imprescindible para iniciar la reconstrucción cultural y moral de Chile con los libros correctos, aportando estas bibliotecas de emergencia a esas familias que no tienen mayor acceso a libros de calidad, que ayuden a enriquecer el alma y fortalecer una mente democrática y libertaria. Y también, para atender el ámbito de las ciencias sociales, desde luego que destacamos el Bicentenario Portaliano, auténtico y profundo reservorio de estudios y revisión de la historia patria, que este 2010 cumple 200 años de vida.

Estos gérmenes de las buenas bibliotecas del futuro han servido no solamente para posicionar a nuestra organización como referente de pensamiento y lectura, sino también para abrir una tribuna en la cual sean los propios lectores quienes puedan construir sus propias bibliotecas de libros buenos con sus familias, y así transformarse en agentes efectivos del cambio cultural, tan necesario en un país en el que la cultura fue más un espectáculo circense, un programa de farándula, antes que un vehículo de progreso social, moral y espiritual.

Cabe apuntar que la lista que incluimos más abajo está hecha exclusivamente con propuestas ciudadanas que nos han llegado a nuestras plataformas de Internet (ya sea en nuestro blog, mediante Twitter, Facebook o bien a nuestro correo electrónico loslibrosbuenos@gmail.com). Hacemos esta advertencia porque, además de las recomendaciones y felicitaciones, no han faltado los inescrupulosos que nos han insultado y denostado por nuestra labor, y que, no contentos con el chaqueteo,  han cuestionado su veracidad.

Ha sido la propia ciudadanía (y esto es lo que más nos llena de satisfacción) la que ha construido su Bicentenario Metrogoldin. Siguiendo el espíritu de apertura y democracia de nuestra organización, la gente ha querido participar, aportando sus humildes, pero fundamentales, granitos de arena, para erigir una biblioteca apta para esa urgente misión que es renovar Chile, renovar su cultura, sus espacios de pensamiento, sus familias y niños. No escondemos el orgullo que nos causa la tremenda respuesta ciudadana y chilena que ha tenido, hasta ahora, nuestro diario trabajo, y es una gran alegría el poder devolverles a ustedes, el Bicentenario Metrogoldin de los lectores (no nos hemos olvidado de nadie), la materialización de sus propuestas, ideas y comentarios.

Sin más preámbulos, compartimos una lista con los libros que ustedes han construido, libro a libro:

  1. Gabriela Mistral, Antología poética y de canciones de cuna
  2. Vicente García-Huidobro, Poesías
  3. Alberto Fuguet, Mala Onda (edición anotada)
  4. Miguel Serrano, La Antártica y otros Mitos
  5. Miguel Serrano, Quién llama en los hielos
  6. Jorge Luis Borges, Compendio revisado
  7. Pablo Mackenna, Anatomía del amor perfecto
  8. Sergio Paz, Santiago bizarro
  9. Mario Vargas Llosa, antología
  10. Charles Darwin, El origen de las especies (edición ilustrada y anotada)
  11. Anónimo, Pregúntale a Alicia
  12. Hernán del Solar, La Porota
  13. Alejandro Jodorowsky, La sabiduría de los chistes
  14. Stephen King, El pasillo de la muerte
  15. Nicolás Palacios, Raza chilena, libro escrito por un chileno y para los chilenos
  16. Bernardo de la Maza, Aquí Moscú
  17. Joaquín Lavín, Chile Revolución silenciosa
  18. Andrés Allamand, No virar izquierda
  19. Guillermo Blanco & Carlos Ruiz Tagle, Revolución en Chile
  20. Hermógenes Pérez de Arce, Terapia para cerebros lavados.
  21. Manuel Contreras, La guerra irregular
  22. Evelyn Matthei & Tomás Duval, Maldita corrupción. La peor bofetada a los más pobres
  23. Friedrich Hayek, Camino de servidumbre
  24. San José María Escrivá de Balaguer, Camino
  25. Gonzalo Vial, Compendio histórico
  26. María Eugenia Oyarzún, Augusto Pinochet: Diálogos con su historia
  27. Osvaldo Lira, SS.CC., Nostalgia de Vázquez de Mella
  28. Jaime Eyzaguirre, Hispanoamérica del dolor
A %d blogueros les gusta esto: